2 pasos para volver a enamorarte de tu marca

¿Conoces esa sensación de enamoramiento que se produce de forma habitual los primeros meses de una relación? Si lo has vivido sabrás de lo que te hablo. Y si ya llevas tiempo con tu pareja sabrás que esa sensación y proceso no dura siempre 🙂 El enamoramiento es la fase en la que lo das todo por esa persona, no paras de pensar en ella, y es todo tan bonito….

Pues con tu marca, pasa lo mismo, cuando la creas, estas tan enamorada de ella, que la tienes en tu cabeza todo el tiempo, la ves perfecta… pero pasado un tiempo, puede ocurrir que el enamoramiento pase, y veas a tu marca como una más. Y lo peor que te puede ocurrir es que te desmotives, ya no te sientas identificada con tu marca, y pierdas las ganas e ilusión.

Esto puede ocurrir por muchos motivos… porque no ves ventas, porque tu ritmo de trabajo ha sido abrumador y trabajas en piloto automático, sin ser consciente, porque sientes que te repites y no estás innovando… porque ves que te has quedado atrás, y no te renuevas, porque tu logo ya no te gusta…

No te asustes! Como diría yo, esto es lo mejor que te puede pasar! porque a partir de ahora, vas a ver cambios. Lo más importante es que te des cuenta de lo que te pasa y te detengas. Para. Haz un alto en el camino. Después de una crisis viene la calma!

Primero de todo vas a tener que averiguar lo que ocurre, y para ello no puedes trabajar 8h al día y hacer que no pasa nada. Bloquea 2 o 3 días en tu agenda, y analiza.

 

ANALIZA

 

  • Primero, analiza qué ocurre. ¿No hay ventas? ¿No te sientes identificada con tu branding? ¿No transmites lo que quieres transmitir?

Haz una lista – Lo que funciona / Lo que no funciona

  • Averigua por qué no funciona. ¿Cuál es el problema?
  • ¿Qué puedo hacer yo para solucionar el problema? ¿Qué pequeña acción puedo hacer mañana para solucionarlo? ¿Y pasado mañana?
  • ¿Tengo un plan de acción de marketing? ¿Se lo que voy a hacer este mes, y el siguiente?¿Tienes 1 o 2 objetivos al mes?

 

MUÉVETE

 

Los cambios no vienen solos, y las ventas tampoco. Una vez has hecho el análisis anterior te toca actuar. Estos cambios pueden ser:

  • Escribir 2-3 objetivos mensuales. Uno de ellos tiene que ser de facturación.
  • Haz un rebranding. Vuelve a pensar cuáles son tus valores, cuál es tu propuesta de valor… Te dejo aquí un ejercicio para que te sea más fácil.
  • Cambia tu Identidad visual: logo, colores, tipografías…
  • Cambia tu diseño web. Las webs tienen fecha de caducidad. Y esta podría ser de 2 años. Revisa, si tu web no te enamora, cámbiala. Te recomiendo que lo delegues, porque te podrías volver loca si no sabes de código html, css y wordpress.
  • Revisa tus servicios. Elimina los que ya no te den rentabilidad. Y quédate solo con los que te enamoren y sean rentables. Y sobretodo innova, no hagas lo mismo que tu competidor. Saca un servicio diferente, que ofrezca mucho valor.
  • Siempre, saca lo mejor de ti, y tu pasión. ¿Por qué te lanzaste a emprender? No vale lo de “para conciliar” , “para no tener jefes”. Lo que vale es: “porque me encanta lo que hago y además ayudo a los demás”. Esa pasión tiene que estar presente siempre. Es lo que te va a mover hacia adelante.

 

Espero que este post te haya ayudado, y ahora estés corriendo pensando qué puedo hacer para mejorar la situación!! Recuerda que siempre se puede mejorar. ¡No te rindas!

 

0 COMENTARIOS

¡Escríbeme!

X